domingo, 27 de octubre de 2013

TENDAL DESDE UNA CARCEL DE MUJERES

CRÓNICA DE UN DÍA DE FERIA EN UNA CÁRCEL DE MUJERES MEJICANA
 
 
El diario EL PAÍS recoge el interior del penal de mujeres de Santa Martha, en la Ciudad de México
(publicado el 15 de octubre, 2013)
Inés Santaeulalia desde México
 
 
   A la hora del almuerzo en el penal de mujeres de Santa Martha, en el oriente de la Ciudad de México, las presas reciben un vaso de plástico rojo con agua. Es uno de los dos únicos vasos que reciben en todo el día. "No te dan, la que quiera más tiene que comprar", explica una. La vida en la cárcel no sale gratis. Las 1.635 presas que viven en el penal, según datos de enero de la Secretaría  de Gobernación, no tienen acceso ni siquiera a jabón para ducharse o lavar la ropa. En la cárcel todo se compra y todo se vende. Desde la más mínima higiene.
   La entrada hasta el interior de este penal es tensa. La lista de colores prohibidos en la ropa es interminable. Ni de azul, ni de negro, marrón, beige, blanco, tampoco verde. Se supone que es para no confundir a los externos con las presas, que solo pueden vestir de dos colores. Las que ya han recibido sentencia van de azul marino, mientras que las que esperan condena visten beige de los pies a la cabeza. Pero todo es un poco aleatorio, si el guardia de la puerta considera muy oscuro un pantalón gris y dice que no pasa, es que no pasa. Por si acaso, una camioneta en la puerta del penal renta ropa con los colores “permitidos” por 10 pesos.
   En la fila de acceso unos carteles advierten al visitante: "No aceptes la mordida [soborno para conseguir algo legalmente gratuito]. Las autoridades queremos cambiar las cosas. Todos las instalaciones son gratuitas". En unos minúsculos cuartos de no más de un metro cuadrado, una joven mal encarada cachea a las mujeres. Es la autoridad. "Ese pantalón es azul", dice señalando un vaquero gris. La visita se defiende: "Es gris". Una tercera mujer, personal de la prisión, lo avala: "Es gris". La joven sigue con disgusto el cacheo, abre el paquete de tabaco de la visitante, saca un cigarrillo y se lo guarda. "Ya puedes pasar", dice ya sí con media sonrisa.
  Los pasillos del penal están repletos de presas y más vale llevar algunos pesos en el bolsillo o caminar con la determinación de que uno sabe exactamente a dónde va. La más rápida, vestida de azul marino, se abalanza sobre el que llega: "¿Dónde va? Yo la llevo". Tras unos minutos de recorrido, frente a un punto de control vigilado por dos policías que almuerzan un guisado, la cicerón pone la mano sin disimulo, recoge una moneda de 10 pesos y se retira. En menos de un minuto otra mujer sale al paso: "¿A quién visita? Yo se la busco". A voz en grito repite el nombre de la presa por el patio, el comedor y a través de las escaleras de los dormitorios. Los nombres de unas y otras se mezclan por los pasillos. La búsqueda voluntaria costará otros 10 pesos.
   Las formas de ganarse la vida se multiplican entre las paredes de la cárcel. "Es un hotel bien caro", ríe una interna. Además de las cicerones, las más emprendedoras montan su propio negocio en la celda y hacen quesadillas, tacos o postres que luego venden a sus compañeras o a las visitas. Las familias de las "empresarias", con un permiso especial de la prisión, introducen kilos de carne, queso, verduras y tortillas para elaborar los platillos. En los días de visita, algunas de las mujeres encarceladas trabajan como meseras. Desaparecen de manos vacías hacia los dormitorios y vuelven a aparecer en el patio atestado de gente, con bandejas cargadas de platos recién preparados. Los tacos son un triunfo asegurado, pero no todos los negocios salen adelante. "Los dulces no tienen mucho éxito, la gente aquí busca algo que llene el estómago", explica una.
   Otras mujeres sacan unos pesos de sus compañeras haciendo por ellas la limpieza de la zona que cada una tiene asignada, de unos seis metros cuadrados. De vez en cuando se corre la voz de que una ha conseguido una mercancía de tubos de máscara de pestañas o de sombra de ojos. Y también se vende droga. "Entrar entra, pero no sé cómo", dice una presa. Además de marihuana, ahora "se oye mucho", explica la reclusa, que venden "algodoncitos impregnados en disolvente" usados por las adictas para inhalar.
   Una mujer enumera los gastos que tiene cada semana en prisión: "Cien pesos en teléfono solo para decir que estoy bien, 50 pesos en agua, 200 en comida, si necesito jabón para el cuerpo o para la ropa, pasta de dientes o un cepillo, otro tanto. A veces le compro una prenda a otra compañera y me deja pagarle a plazos". Su familia la apoya con 600 pesos a la semana, pero la mayoría no tiene la misma suerte.
   Muchas reniegan de la comida de la cárcel y las que tienen dinero suelen preferir comprar sus propios alimentos en las tiendas. El menú de hoy incluye guisado, arroz, frijol, tortillas y una pera, servido en bandejas de plástico azul. La comida del resto del día se completa, además de con los dos únicos vasos de agua, con el desayuno y la cena, "más liviana que el almuerzo". Por las mañanas sirven un té con hojas de naranjo que gusta mucho a las presas, pero existe el rumor de que para prepararlo usan el agua de la llave.
   Las que no han recibido visita este martes en que EL PAÍS recorre Santa Martha matan las horas tendidas en grupo sobre la hierba. Otras se divierten poniéndose uñas de colores y largos imposibles en un taller que dirige, y cobra, una de las presas. Una mujer de unos 60 años hace un dibujo en punto de cruz sentada sola en una de las mesas ya vacías del comedor, mientras una chica llena de trenzas el pelo de otra muy joven, que no deja ni por un segundo de besarse con un amigo que ha venido verla. Un poco más allá, una señora que ha venido a visitar a su hija veinteañera hojea con ella un ejemplar de la revista del corazón "Caras". Apenas hablan.
   Los dormitorios de las presas ocupan varias alas del edificio en los pisos superiores. Los de las mujeres de más edad están en un pasillo en la planta baja. "Por educación, toca antes de entrar", dice en una de las puertas. Las presas de Santa Martha pueden entrar y salir de sus celdas durante el día, aunque cierran con un candado que colocan ellas mismas para evitar robos. Una muestra en una riñonera que lleva siempre encima los rulos del pelo para que nadie se los quite. "Algunas son muy rápidas sacándote dinero del bolso. ¡Es la cárcel!", se ríe.
   Las presas que no están sentenciadas y esperan condena duermen más apiñadas que las otras. Las que tienen más suerte están en celdas con tres camas y un colchón en el suelo para cuatro personas. En algunos dormitorios también viven niños. Las mujeres tienen derecho a tener a sus hijos menores en la prisión hasta los seis años, pero no se les facilitan camas extra ni cunas. En alguna celda con cinco camas pueden estar 10 personas entre madres e hijos, cuenta una reclusa. "A eso le llaman el hacinamiento", explica. Según los datos oficiales de enero de este año, en el penal había 1.635 presas para 1.608 plazas, pero en las cifras no están incluidos los niños. Una vez que cumplen los seis años, los menores tienen que irse con algún familiar, en caso de que exista esa posibilidad, o se quedan bajo la tutela de las autoridades.
   En el patio de visitas donde este martes parece un día de feria, con manteles y tarteras repletas de comida, decenas de niños corriendo por la hierba, algunos de paso y otros no, y algún que otro mayor que ha buscado una sombra para echarse una siesta, está la escuela donde estudian los menores, coronada por una alambrada retorcida y metálica. Los más pequeños, sin embargo, no se enteran de que están en una cárcel. "Un nieto siempre le decía a su abuela cuando venía a visitarla: cómo me gusta esta casota tan grande que tienes", recuerda una presa. Pero no todas lo toman con tanta naturalidad. La mamá de Jesús, de dos años, está en la cárcel desde hace un año pero no quiere que su hijo se quede con ella. La abuela lo cuida fuera y lo lleva todos los días de visita (martes, jueves, sábado y domingo). Por los pasillos de la prisión, ya de camino a la salida agarrado de su abuela, el niño va metiendo la cabeza por las ranuras y musitando "mamá, mamá".
   Una vez en la calle, después de varias horas dentro de la cárcel, el bullicio de la delegación Iztapalapa parece casi silencio. Desde un punto alejado de la entrada, se ven los edificios revestidos de ropa que las presas cuelgan a secar en los agujeros de sus celdas. Entre unos barrotes azules, asoman unos brazos que agitan pañuelos blancos.
 
 
 
 

 
      La Sexta TV está emitiendo una serie de programas documentales los jueves a las 22:30 h., ENCARCELADOS, que muestra cómo es la vida en cárceles de países en los que hay españoles cumpliendo condena. Es un programa espeluznante, es el horror... pero es la realidad. Aquí abajo dejo la grabación de la cárcel de Ilopango, en El Salvador, donde están confinadas las mujeres que han tenido "relación" (a veces por la fuerza otras como último recurso) con las Maras, las bandas más peligrosas y sanguinarias del país.
   Son mujeres olvidadas de un país olvidado, mujeres del submundo, que también es el nuestro, y que desde su agujero infame alumbran la verdad del mundo en el que vivimos (y también hacia dónde vamos). 
   Subsistencia sin identidad, sin ley ni justicia, ni respeto de la vida, donde las personas no son tratadas como seres humanos, donde su único derecho es el de morir como un perro no deseado, olvidado y donde no se vislumbra ni la puerta de salida ni el futuro. Porque no hay sitio para ellas ni para sus hijos en este planeta insolidario y cobarde y porque la iglesia, que nació para defender a los pobres y marginados, vive de mirarse el ombligo y criar vanidades. ¡Es tan emocionante ver y escuchar a esta mujeres enterradas en vida pero también llenas de dulzura y sonrisas!



 

martes, 25 de junio de 2013

TENDAL DE DIGNIDADE

  Acabo de escuchar una entrevista con Tortell Poltrona, el presidente de "Payasos sin Fronteras", recién llegado de un viaje a Etiopía, un país enfermo, en estado crítico, hundido en la desesperanza, pobre y triste. Afirmaba que lo que tenemos en España no es una crisis: es una ESTAFA.   
     Si quieres rebajar a alguien no lo llames payaso, llámalo político.
 
                                                                     (play, plis)
 
                    


   La ciudad de Ferrol ha estado desde siempre ligada al mar por tradición marinera y pescadora pero también como fortaleza militar.  
   En el Ferrol de 1730, bajo el reinado de Felipe V de Borbón, se impulsó la construcción de un gran arsenal y astillero que convirtió a la ciudad en la capital  militar del noroeste de España. Estos astilleros, que fueron los más modernos de Europa, estuvieron destinados a construir y reparar los buques de la Armada Española, actividad que ha sido durante siglos el motor de Ferrol y su comarca.
   El proyecto definitivo del arsenal, que se aprobó en 1751, tenía una dársena capaz de abrigar a 70 navíos, e incluía los planos para la construcción de una nueva ciudad debido al aumento de la población, que creció de 455 habitantes en 1746 a  4.100 en  1797.
   El 25 de agosto de 1800 en las costas ferrolanas tuvo lugar la Batalla de Brión, un ataque sorpresivo de la flota inglesa con más de cien barcos y 15.000 hombres, que intentó acabar por tierra y mar con el expansionismo napoleónico y asestar un golpe mortal a la flota española que mayormente se encontraba en nuestra ría.
   Los campesinos y lugareños de toda la comarca armados con herramientas de labranza se iban uniendo a las fuerzas defensoras cortando el paso a los ingleses. Después de varios días y de varios ataques, los supervivientes ponían rumbo a las costas británicas. Es conocido que, en París, Napoleón lo celebró con un brindis: "¡Por los valientes ferrolanos!".
   En la segunda mitad del siglo XIX Ferrol siguió apareciendo como una ciudad próspera, siendo a menudo la primera en avances científicos, técnicos y culturales de Galicia.
   Al término de la Guerra Civil Española, el Estado se hizo cargo de los arsenales militares y en 1947 se constituyó la Empresa Nacional Bazán, que ostentaba los astilleros públicos militares. Pero en el año 2000, se fusionan a nivel nacional en una sociedad única y nace la gran empresa Izar.
   En diciembre de 2004 la segregación de la rama militar, lleva a que en marzo de 2005 se cree la sociedad pública Navantia, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas  dedicada al apoyo, reparación, diseño y construcción naval militar y con actividad complementaria de buques civiles de alta tecnología.
   Pero la realidad es que desde los años 80 el sector naval gallego ha entrado en un bucle imparable de reconversión, un círculo vicioso que acarrea una sangría de despidos y que ha hecho que esta comarca sea la de la tasa de paro más alta de toda Galicia (32%).
   Ninguno de los gobiernos que se han sucedido desde entonces cumple con sus compromisos y obligaciones. El contexto es dramático  y los trabajadores, desesperados y hartos de ser títeres en manos los políticos de turno, salen a la calle a reivindicar sus derechos, pedir responsabilidades y la implicación de los responsables políticos en la búsqueda de nuevos contratos, hay 17.000 puestos de trabajo en juego. Se les responde con represión policial, desprecio y mentiras.
   Y el futuro se presenta complicado. El problema de Navantia es que su cartera de pedidos está a punto de agotarse y no se vislumbran nuevos contratos.
   Los trabajadores, también algunos políticos y empresarios de la zona, creen que buena parte de sus males se solucionarían con la construcción de un dique flotante. El coste de la infraestructura rondaría los 45 millones de euros y están convencidos de que la propia actividad amortizaría su construcción, que duraría dos años y que permitiría a los astilleros de Ferrol la reparación de grandes gaseros y porta-contenedores a los que en estos momentos no pueden acceder. 
   Pero la falta de pedidos y la construcción el dique flotante no son los únicos problemas a los que se enfrentan. Navantia Fene tiene restringido su uso al ámbito de la construcción militar hasta 2015, por los acuerdos adoptados con la UE en 2004. 
   Hace unos días, a principios de junio de este 2013, centenares de personas de Ferrol y su comarca, han dejado colgadas prendas de ropa en las vallas que rodean Navantia, en el marco de un acto reivindicativo en defensa del sector naval de Ferrolterra, organizado por el colectivo de artistas gallegos agrupados en 'Radio Buguina'.
   Una acción artística popular denominada "carga de dignidade".
   Las prendas de ropa, desde batas de limpieza, hasta camisetas y ropas de bebé, fueron colgadas en el mismo lugar en el que los trabajadores del naval ya colocaron hace meses buzos de trabajo como símbolo de los empleos perdidos por falta de carga de trabajo. Desde mitad del 2011, según las cifras del Comité, se han destruido 2.315 puestos directos en empresas auxiliares.
   Con esta "obra de arte efímera" tratan de mostrar un contexto en el que "la crisis es la excusa perfecta, la gran burla negra contra toda la ciudadanía, y en Ferrol hace mucho tiempo que se sabe, que se sufre, que se engulle la negra sombra" convencidos de que si muere Navantia, muere Ferrol.
   Han manifestado su descontento con un tendal, un tendal cargado con la ropa de gente cargada de dignidad.

 

sábado, 14 de julio de 2012

TENDAL DONDE LAS TRUCHAS RICAS



LA CAJA
Llevarla arrastrando de una habitación a otra.
Ver cómo se amontona el
serrín en las esquinas. Barrer –aquí también, qué extraño-
o quién sabe si el agua,
formando sólido. Mejor barrer. O bien
irse. Arrastrando la caja.
 
No es fácil ofrecer cobijo
cuando se lleva a rastras
una caja vacía.

Me pedís palabras que consuelan,
palabras que os confirmen
vuestras ansias profundas
y os libren
de angustias permanentes.
 
Pero yo ya no tengo
palabras de ese género.
Aceptad mi silencio:
lo mejor
de mí. Huid del soplo que pronuncia,
en mi boca,
la amarga condición de lo humano.
 
Y, entretanto, dejadme contemplar
el vuelo de la ropa
tendida en las ventanas.

CHANTAL MAILLARD (Del libro ‘Hilos’)
 

   Esta casa encajonada de doble escalinata y de colores blanco y albero, el nº 22 B, está abajo, al lado del río en Betanzos, en un "lugar" de casas encajonadas, como muchos otros "lugares" de casas encajonadas de Galicia. Parajes mal feitos y desordenados donde los vecinos se van apropiando de pequeños terrenos de su entorno sin ningún sentido de lo público, ni de la importancia del urbanismo en el medio rural ni de que a la naturaleza y su historia hay que respetarlas.
 
 

martes, 15 de mayo de 2012

TENDAL 15-M, EL ORIGEN


TENDAL DE SOL

domingo, 28 de agosto de 2011

TENDAL DE 27'5 MILLONES DE EUROS



  Estaba yo un poco perezosa, física y mentalmente con respecto a la realidad blogística, cuando me pillé uno de esos libros de la editorial alemana Tascheen, que tengo desde los tiempo de las pesetas, sobre Egon Schiele (1890-1918), un pintor expresionista austriaco, atormentado y enérgico que nació a finales del siglo XIX y murió a los 28 años víctima de una epidemia de gripe española.

   Schiele es un artista único, dibujante precoz y virtuoso, expresivo y excéntrico, descarnado y elegante, narcisista, metódico y perfeccionista, inconfundible, creador de una obra con una fuerte carga espiritual y psicológica, obsceno, en su obra se dibuja la incertidumbre de la existencia, la angustia, el tenso conflicto entre la vida y la muerte, la destrucción física y moral del ser humano; a esto se une su interés por la representación de las diversas caras de la sexualidad: sus dibujos eróticos escandalizan a la sociedad de su época con unos cuadros que rozan la obscenidad mórbida circunstancia por la que, en 1912, pasó una breve estancia en la cárcel y fue castigado con la quema de alguno de sus hermosos dibujos ...

   Todo esto é vero é ben trovato y, aunque he visto en Holanda alguno de sus cuadros, yo no sabría descifrar su personal visión creativa, sobria y exuberante a la vez, con el verbo certero y sabio de un especialista: la descripción anterior es un resumen del libro de Tascheen que además tiene unas cuidadas ilustraciones.
 

   El caso es que estando yo fascinada con Schiele me encuentro en el periódico la noticia de que su cuadro 'Häuser mit bunter Wäsche' (1914) fue subastado por 27,5 millones de euros. Egon Schiele tiene cuadros extraordinarios por los que servidora daría la mitad de su reino sin dudarlo, pero el cuadro por el que un anónimo paga esta millonada es: Casa con Tendal de Colores




 
Propongo que sea un tendal, esta CASA CON TENDAL DE COLORES, la disculpa para acercarse a un pintor transgresor, moderno y sensible. 

Para más pintura y dibujo de Schiele tenéis, por ejemplo, esta página:
 El Guggenheim de Bilbao inaugura mañana, día 2 de octubre, una extensiva retrospectiva de la obra gráfica de Egon Schiele y hoy en El País se puede leer un interesante árticulo titulado
"Pasión y furia sobre Papel"
 

sábado, 9 de abril de 2011

TENDAL DE KERTÉSZ


Hola Luisa:

Te mando el famoso tendal de André Kertész (Budapest, Hungría, 2 de julio de 1894- Nueva York, estados Unidos, 28 de septiembre de 1985), uno de los grandes fotógrafos de la historia, para que lo puedas incluir en tu página, espero te guste. Besos.


María Meseguer Alcain




" INVENTEMOS LO QUE INVENTEMOS, KERTÉSZ SIEMPRE FUE EL PRIMERO"


Henri Cartier-Bresson



ANDRÉ KERTÉSZ FOTOGRAFÍA, Exposición en la Fundación Carlos de Amberes, c/ Claudio Coello, 99, Madrid.


(Para saber más de Kertész y conocer algunas de sus fotografías podéis entrar en esta página: http://www.elangelcaido.org/fotografos/kertesz/kertesz.html)



miércoles, 30 de marzo de 2011

TENDAL IN MEMORIAN



Es sólo que cuando alguien muere, pensamos que ya se ha hecho tarde para cualquier cosa, para todo, y nos limitamos a darlo de baja. También a nuestros allegados, aunque nos cueste mucho más y los lloremos y su imagen nos acompañe en la mente cuando caminamos por las calles y en casa, y creamos durante mucho tiempo que no vamos a acostumbrarnos. Pero desde el principio sabemos que ya no debemos contar con ellos, ni siquiera para lo más nimio, para una llamada trivial o una pregunta tonta, para nada. Nada es nada. En realidad es incomprensible, porque supone tener certidumbres y eso está reñido con nuestra naturaleza: la de que alguien no va a venir más, ni a decir más, ni a dar un paso ya nunca, ni a mirarnos, ni a desviar la vista. No sé cómo lo resistimos, ni cómo nos recuperamos. No sé cómo nos olvidamos a ratos, cuando el tiempo ya ha pasado y nos ha alejado de ellos, que se quedaron quietos.



Javier Marías, "LOS ENAMORAMIENTOS"
(La foto me la regaló Íñigo y yo le apañé el color)

sábado, 5 de marzo de 2011

EL GUARDIÁN ENTRE EL TENDAL


(pero el tendal de enfrente de casa no el del centeno)


lunes, 24 de enero de 2011

TENDAL COMO SI CONTINUÁRAMOS VIVOS



En el País Semanal, el escritor Juanjo Millás tiene una sección, La Imagen, en la que comenta una foto que haya sido publicada en el diario.
Poco después del terremoto de Haití, en El País editaron una foto de Gorka Lejarcegi que publiqué el 29 de enero del 2010 en el blog y que titulé "TENDAL DE SOL Y ESCOMBROS".
Esta foto también llamó la atención de Millás, la llamó "COMO SI CONTINUÁRAMOS VIVOS", la publicó en su sección el 18/04/2010, y la comentó así:




La vida está llena de automatismos. De frases hechas, de pensamientos hechos, de sentimientos hechos. De rutinas que nos alivian ante catástrofes como el terremoto de Haití.




El mundo se está acabando –quizá se ha terminado ya–, pero esta mujer hace lo de todos los días, como cuando el que agoniza previene a los suyos de que apaguen la luz de la cocina o cierren el gas al acostarse. Automatismos. La vida está llena de ellos. Las frases hechas, sin ir más lejos, son automatismos. Los pensamientos hechos, también. En las situaciones límites, los automatismos nos previenen de la locura, aunque a veces son una locura en sí mismos. Si te das una vuelta por el tanatorio y escuchas las expresiones de dolor de los familiares del difunto, así como las de consuelo de los parientes lejanos, comprobarás que hay un mercado también muy amplio de sentimientos hechos. Cada cual toma el que más conviene a su carácter o a su cultura.

Qué difícil resulta ser original, y qué consuelo tan extraño proporciona. Nada más arduo, sin embargo, que parecer insólito haciendo lo de todos los días (como escribir una obra maestra con frases de desecho).

Si tienen ustedes una lupa a mano, aplíquenla sobre la imagen, para apreciar mejor el gesto de la mujer que ha improvisado entre las ruinas un tendal del que vete a saber lo que cuelga en el acto de colgar la ropa. Ni idea tampoco, por cierto, de cómo la ha lavado, pues el agua no abundaba precisamente, tras el terremoto, en Haití. Quizá se la quitó de beber en la convicción de que era más importante mantener las rutinas que aliviar la sed.

Dan ganas de introducirse en la fotografía para echar una mano al tiempo que se pronuncian unas frases hechas, como si no hubiera sucedido nada. Como si continuáramos vivos.


lunes, 17 de enero de 2011

TENDAL -L +I = TENDAI



(Música de geisha
en la flecha,
PLAY, plis)



Budismo es el nombre que damos los occidentales al sistema religioso fundado en la India alrededor del siglo V a.c., por Sidharta Gautama, llamado el Buda (del sanscrito buddha, "despertado, iluminado"). El Budismo es una doctrina que invita al individuo a ser refugio para sí mismo, que nos enseña y estimula a emanciparnos del materialismo porque es a través de la inteligencia y el esfuerzo como el ser humano se libera a sí mismo de toda servidumbre.
Esta orden no está organizada con una jerarquía vertical, no existe una iglesia o alguna especie de patriarca o papa como por ejemplo ocurre en el catolicismo. Un buda no es un dios ni un mesías porque el budismo no afirma la existencia de un creador del universo como causa última de la realidad, la filosofía budista no adora a ningún dios; es, más bien, una filosofía de vida. El Tendai es una escuela de budismo que se introdujo en Japón en el siglo VIII pero que surgió en China en el siglo VI como consecuencia del estudio del texto sagrado del Sutra del Loto, síntesis suprema de la doctrina budista, aunque también incorpora elementos de la escuela Zen y del Budismo Esotérico o Tántrico.
El Budismo Tendai practica elaborados rituales y encantamientos místicos y sostiene que la iluminación no es un estado trascendental sino una condición de máxima sabiduría, vitalidad y buena fortuna, en la cual el hombre puede dar forma a su destino, realizar plenamente sus actividades cotidianas y llegar a comprender el propósito de su existencia.
Al Templo Tendai Risshaku-ji , centro de estudio y práctica religioso en Yamagata, fundado en el año 860, el más grande poeta del período Edo, Matsuo Basho, le escribió uno de sus más famosos haiku:


TODO EN CALMA

PENETRA EN LAS ROCAS

LA VOZ DE LAS CIGARRAS


 
 





(Este "TENDAL AGARRADO A LA FAROLA", lo fotografiaron Jenaro Meléndrez y Mina Koike en Tokyo el 9 de abril del 2010; a su izquierda está el haiku en caligrafía Shodo)

martes, 11 de enero de 2011

jueves, 6 de mayo de 2010

TENDAL DEL DESVÁN (DOS MONXES)



Publicado en La Voz de Galicia el 14/03/2010 por Lois Blanco“El conselleiro de cultura, Roberto Varela no quiso reconocer en el Parlamento gallego que durante la lectura de un discurso en la feria de turismo de Madrid había transformado Sobrado dos Monxes en Desván de los Monjes: «Hay que ser estúpido para pensar que yo voy a decir Desván de los Monjes».
Pues resulta que hay un vídeo en el que se le escucha decirlo, probablemente porque leyó de corrido un discurso sometido por quien se lo había escrito a un traductor informático y Roberto Varela se dejó llevar. No ha sido peor la confusión de Roberto Varela que la del conselleiro de cultura de Fraga, Xesús Pérez Varela con Karl Orff y la cantante gallega Carmiña Burana”.


En la etapa 31 del Camino de Santiago (Camino del Norte) se deja la provincia de Lugo para entrar en la de A Coruña por las Tierras de Melide. El primer concello coruñes es el de Sobrado dos Monxes.
En este municipio los monjes cirtencienses fundaron a finales del siglo X un Monasterio que en la actualidad está habitado por benedictinos.
El Monasterio de Santa María de Sobrado dos Monxes, es un edificio fastuoso y esbelto, símbolo del barroco gallego, con una espectacular fachada obra de Pedro de Monteagudo (1640-1700), arquitecto que por su valía fue nombrado "Maestro Mayor de todas las Obras, Castillos y Fortalezas de puertos marítimos" del Reino de Galiza.
El edificio es Monumento Histórico-Artístico de caracter nacional y en la actualidad está, en su mayor parte visible, descuidado, destartalado, sucio y mohoso.

Desconozco si fue arquitecto o abate el que decidió poner semejante cutrada de tendal nada barroco para que los cansados peregrinos que se vean pillados por la lluvia dejen su mojado atuendo a secar.






Unos meses después de escribir esta entrada, Xoan Piñón publicó esto en su precioso blog de fotos comentadas:




P.D.: A principios del año 2010 el portavoz episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, comentó a la prensa que la recaudación del IRPF del año 2009, más de 252 millones de euros, le parece insuficiente: "Con poco dinero, la Iglesia sigue haciendo mucho"Lo cierto es que esos 252,6 millones de euros del IRPF irán íntegramente a pagar los sueldos y la Seguridad Social de los 22.000 sacerdotes que hay en el país ya que las ONG confesionales como Cáritas o Manos Unidas, que realizan una intensa labor social, reciben en realidad su dinero público de la casilla de "otros fines" y de los fondos de Cooperación Internacional, no de la casilla de la Iglesia.
(Aquí os queda un artículo con video

Y digo yo: ¿no les dará para estropajos ni para tendales ad hoc?

domingo, 18 de abril de 2010

EL TENDAL DE MACONDO





Macondo era ya un pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico, cuando Aureliano saltó once páginas para no perder el tiempo en hechos demasiado conocidos, y empezó a descifrar el instante que estaba viviendo, descifrándolo a medida que lo vivía, profetizándose a sí mismo en el acto de descifrar la última página de los pergaminos, como si se estuviera viendo en un espejo hablado. Entonces dio otro salto para anticiparse a las prediciones y averiguar la fecha y las circunstancias de su muerte. Sin embargo, antes de llegar al verso final ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada en la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.


(Entrada by Familia Ramírez Eirís con ayuda de García Márquez)

miércoles, 14 de abril de 2010

TENDAL DE MANUAL



Solamente un palo y una cuerda





¡Qué simple y qué hermoso!


(Foto de Íñigo y Clara Ramírez)

domingo, 11 de abril de 2010

TENDAL GENÉTICO



Nunca se me hubiese ocurrido regalarle a una criatura o a un criaturo un tendal de juguete.


Ni siquiera se me hubiese ocurrido que a alguien se le hubiese ocurrido inventarlo.

Tampoco se me hubiese ocurrido que existiese un tendal de juguete...


Pero existe.






No sé si a alguien le puede parecer un regalo exitoso o a alguien le puede apetecer que se lo regalen... Y mucho menos existiendo cabezales de cama como el mío.

Éste es el tendal de juguete de mi hija pequeña:




¿Llevaremos las niñas el tema tendal en el código genético?


(Foto tendalito by mi prima Belén)

domingo, 4 de abril de 2010

EL CASTILLO DE LA MOTA BY ME



                                                  






sábado, 6 de marzo de 2010

RECORDÁNDOLO


Se me acaba el tiempo
y hay que ceder el sitio.
Así es la cosa, e
s curioso ver
como la vida te desliza limpiamente
hacia su lado más extremo

a un ritmo lento o rápido
según convenga
sin compasión, sin pasmos,
sin aspavientos: con
la elegancia de la experiencia
bien ensayada.
Y hay que caminar
hacia la hora perfecta
con la cabeza erguida
y el ritmo justo

que da compás a los sueños...
Así es la cosa.
Así de simple.
Un día, no lejano
habrá que comenzar
a hacer el equipaje

porque el viejo tren espera
                                                                                              siempre espera.





EL TREN, poema inédito de Pepe Rubianes
escrito en Etiopía en junio de 2006.


Esta entrada la publiqué hace ya un año, el día que se murió un cómico lúcido y honesto. Porque hay gente a la que queremos aunque no la tratemos, personas que saben ser inteligentes y valientes, personas a las admiramos y a las que prestamos atención en lo que hacen o dicen porque siempre encontramos en ellas un poco o un mucho de verdad y de las que esperamos que algo se nos pegue, y así aprender uno mismo a ser consecuente con nosotros y con nuestra vida, como ellas son, como ellas han sido... ¡Por tí, Pepe, un beso con mi mejor sonrisa!

viernes, 5 de marzo de 2010

sábado, 27 de febrero de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

TENDAL VISIBLE DE VECINOS INVISIBLES






Nunca olvidaré el día en que, camino de Cedeira, Xavier me dijo a cuento de no sé que comentario mío: Es que tú concomitas muy mal. Mi corazón se paró, yo no sabía que era eso que me pasaba pero como tiendo al victimismo y tengo un elevado sentido de la culpa le dije: ¡Qué razón tienes pero ¿de qué estamos hablando?! Aunque me costó memorizar el vocablo, me sentí señalada por el resto de mis días: ¡Nena, tú acompañas mal una cosa con otra!

Y aunque pasaron muchos años, a la autora de este blog la foto que se muestra a continuación, y que ha realizado ella misma, le planteaba serios problemas de concomitancia dado que desde el principio la asoció al MITO DE LA CAVERNA con el que Platón pretende ilustrarnos sobre cuestiones relativas al conocimiento. Pensó que la cosa platónica venía un poco pillada por los pelos respecto a la tal foto, pero una vez liberada de prejuicios, hétenos aquí la tal foto seguida de la tal teoría. Después de ver y de leer que cada cual juzgue a su entender si va pareja con la alegoría sobre la situación en que se encuentra el ser humano respecto del conocimiento.





En una vivienda cavernosa se encuentran un grupo de hombres encadenados e inmóviles desde niños de tal modo que sólo pueden mirar y ver un muro que está al fondo de la estancia. Justo detrás de ellos y en un plano más elevado, se encuentra una hoguera que la ilumina; entre el fuego y los prisioneros hay un camino por el que pasan unos individuos y al final del muro la salida de la cueva que da al mundo, a la naturaleza.Por ese pasillo circulan humanos, algunos hablan, otros portan unos bultos que representan distintos objetos (animales, árboles, objetos artificiales… ). Gracias a la iluminación de la hoguera sus sombras son proyectadas en la pared que pueden ver los prisioneros. En esta situación tomarían por reales todas y cada una de las sombras proyectadas y el eco de sus voces, ya que no pueden conocer nada de lo que acontece a sus espaldas.Supongamos, dice Platón, que uno de estos hombres es liberado y obligado a volverse hacia la luz de la hoguera, contemplando, de este modo, una realidad más profunda y completa. Se encontraría confuso, le dolerían los ojos y trataría de volver su mirada hacia las sombras antes percibidas por creerlas más verdaderas y reales que lo que ahora ve.Una vez que nuestro hombre ha asumido esta nueva situación es obligado, con gran dolor, a encaminarse fuera de la caverna, a través de una áspera y escarpada subida, descubriendo una nueva realidad (hombres, árboles, lagos, astros, etc.) fundamento de las anteriores realidades. Cuando sale de la caverna le cuesta acostumbrarse a la luz, inicialmente no podrá percibir nada pero poco a poco empieza a ver. A continuación es obligado a mirar directamente "el Sol y lo que le es propio".La alegoría acaba cuando el prisionero retoma su lugar en el interior de la caverna y cuenta lo vivido a sus antiguos compañeros que no creen lo que dice y se ríen de él. El motivo de la burla sería provocado por el desprecio a su conquista del conocimiento, no le creen y desdeñan que los intente desencadenar puesto que ellos están muy cómodos en esta situación y no quieren cambiarla. Pero ahora a nuestro hombre esta vida le parece insoportable.Finalizada la narración el autor nos cuenta, por boca de Sócrates, qué representan cada una de las imágenes que se exponen en ella:- El Mundo Sensible o Mundo de los Sentidos, que se corresponde con la hoguera, las sombras y los hombres que las producen y que identifica la raza humana con el cuerpo y el conocimiento de la realidad con la imaginación y la creencia, vías que pueden contener error.- El Mundo Inteligible o Mundo de las Ideas, que se corresponde con el Sol que todo lo ilumina y en donde que alma se abre a la inteligencia haciendo uso del pensamiento y la razón, acto necesario para poder obrar con sabiduría tanto en lo privado como en lo público.Los dos mundos son reales, pero el inteligible posee más entidad porque es la base en la que nos apoyamos para entender lo que sentimos, lo que nos afecta realmente, lo que somos, da fiabilidad a nuestras opiniones.

Como sabéis esta entrada estuvo un tiempo en obras ya que, una vez terminada y publicada, no estaba yo muy convencida de su concomitancia. Y es que, y no es por llevarle la contraria a Xavier, creo que la foto del TENDAL VISIBLE DE VECINOS INVISIBLES no está mal traída con el Mito de la Caverna sólo que puede estar más afinada.
Ajustémonos al hecho que propició esta entrada:
Estando yo tendiendo ropa desde la ventana de mi cocina descubrí en una ventana lateral de mi patio de luces el reflejo de un tendal, encontrándose el tendal real fuera de mi vista. Y deduje: si hay ropa tendida hay vida, por lo tanto:

TIENDEN LUEGO EXISTEN
Esta frase es más o menos similar a la planteada en el famoso Discurso del Método de René Descartes y se considera una frase definitoria de una creencia metafísica llamada SOLIPSISMO, de lo que se concluye que la autentica concomitancia de la foto de esta entrada no es con el Mito de la Caverna sino con la Teoría Solipsista, que es la postura de los pensadores que han dudado de la existencia de cualquier cosa y de cualquier otro ser humano salvo de ellos mismos.Esperando vuestras sinceras y bien concomitadas respuestas me despido de vosotros hasta la próxima visita.

sábado, 30 de enero de 2010

EL TENDAL DE LA NAVAL


VUELVE EL GRELO




Los de la foto somos Antonio Durán, Morris con un fusil Cetme entre las manos y Luisa Veira al tendal, en un reportaje sobre Moda Gallega publicado en el número 3 de la Revista Atlántica La Naval en el verano de 1986. Al aparato fotográfico estaba Xoán Piñon, el Magnífico, y como estilista una servidora de ustedes.
Unos meses más tarde y de esta guisa nos fuimos, junto con la representación más intensa e insólita de artistas y creadores de este curruncho noroccidental al Palacio de la Magdalena, sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (Santander). La llamada Semana Atroz fue un aterrizaje bárbaro y esta opinión no era sólo la nuestra porque la programación de la UIMP estaba llena de gente, de cursos, charlas y conferencias sesudas a la par que interesantes. Pola nosa banda Morris y yo eramos de Efectos Especiales y los demás cada uno con su personalidad y su creatividad: Antón Lamazares, Francisco Leiro, Manolo Paz, Menchu Lamas, Antón Patiño, Xavier Villaverde, Antón Reixa y Os Resentidos, Julián Hernadez y Siniestro Total, Correa Corredoira, Tono Carbajo, Manolo Romón, Miguel Anxo Prado, Gómez-Chao, Pepe Galán, Lois y Xosé Manuel Pereiro, Xaime Cabanas, Xurxo Lobato... poetas, músicos, arquitectos, fotógrafos, escritores, diseñadores de moda, dibujantes, actores, poetas, allegados fijos y discontinuos, cineastas, periodistas...
Se compuso un nuevo himno gallego, Galicia Gran Carallo de Sal, hubo conciertos de pop-rock en directo, la charla-coloquio Norte/Sur a tope de gente en el Paraninfo de la universidad con, entre otros participantes, Juan Cueto y Luis Racionero, instalaciones de Videocreación repartidas por distintas salas de la Magdalena, fiestas de apoyo a la minoría negra, una versión zarzuelera de la ópera El Barbero de Sevilla, montajes permanentes de fotografía, pintura y escultura en los interiores y exteriores del palacio, moderneces de papel...
No creo que cualquier tiempo pasado fuera mejor ni que los 40 pesen especialmente, por eso, después de casi 24 años, volvería a crear y a vivir una nueva experiencia como ésta.
¿Dónde hay que apuntarse?



(Esta entrada se la dedico a Jose Alonso Rodríguez, por aquel entonces Vicerrector de la Menéndez Pelayo, al que quiero un güevo)

viernes, 29 de enero de 2010

TENDAL DE SOL Y ESCOMBROS





"Los edificios están por los suelos y los muertos, por las veredas"

(La foto es de Gorka Lejarcegi para el diario El País y la frase es del embajador de Perú en Haití. Pínchala y escucharás sus palabras para la Cadena SER)

BODEGÓN: NARANJAS Y TENDAL





sábado, 23 de enero de 2010

EL TENDAL DE LA DUDA



Y dijo el Padre Flynn en su homilía:

"Una mujer estaba chismorreando con una amiga sobre un hombre al que apenas conocían. Esa noche tuvo un sueño: una gran mano apareció sobre ella y la señaló. Inmediatamente se sintió invadida por una abrumadora sensación de culpa.

Al día siguiente fue a confesarse con su párroco, el padre O’Rouke, y le contó toda la historia:

- ¿Es el chisme un pecado? – le preguntó al anciano - ¿Era la mano del Señor Todopoderoso la que me señalaba? ¿Debería pedir su absolución, Padre? Dígame ¿hice algo malo?

- ¡Sí! – le respondió el Padre O’Rouke - ¡Sí, ignorante y malcriada mujer! ¡Ha levantado falso testimonio contra su vecino! ¡Ha jugado livianamente con su reputación y debería estar profundamente avergonzada!

Entonces, la mujer dijo que lo sentía y pidió perdón.

- ¡No tan rápido! – dijo O’Rouke – Quiero que vaya a su casa, coja una almohada y suba con ella al tejado. Córtela con un cuchillo y después regrese aquí.

Así que la mujer se fue a su casa, cogió la almohada de su cama, tomó un cuchillo de su cocina, subió al tejado, apuñaló la almohada y volvió a la parroquia como le habían ordenado.




- ¿Destripó la almohada con un cuchillo? – le preguntó el párroco.

- Sí, Padre – le respondió con voz temblorosa.

- ¿Y cuál fue el resultado?

- ¿Plumas? – dijo ella.

- Plumas – respondió él serenamente.

- Plumas por todos los lados, Padre.

- Ahora quiero que vuelva y recoja hasta la última pluma que voló con el viento.

- Bueno… - dijo ella – eso es imposible, no sé adónde fueron... el viento las desparramó…

- ¡Eso…! - señaló el Padre O’Rouke - ¡… Eso es el chisme!"

Y el Padre Flynn, dando por terminada su exhortación, invitó a todos sus fieles a orar:

- In nomine Patris, et Filii et Spiritus Sancti. Amén.



(Texto y fotograma de la película LA DUDA escrita y dirigida por John Patrick Shanley en el año 2008; el personaje del padre Flynn esá interpretado por Philip Seymour Hoffman)

lunes, 18 de enero de 2010

EL TENDAL DE SOROLLA



Cuando estuve en la Casa-Museo de Sorolla descubrí,en la esquina derecha de un cuadro pequeño que está en una esquina del último piso, un pequeño y soleado tendal.





domingo, 17 de enero de 2010

EL MISMO JARSÉ CON DISTINTOS TENDALES




¡¿Será que son de Zara?!

sábado, 2 de enero de 2010

EL TENDAL DEL HOMBRE DEL SACO


Hacía años que no oía hablar del Hombre del Saco, pero cuando descubrí su tendal supe que aquella era su casa aunque a él no lo vi.
La verdad es que en un principio tuve miedo pero en seguida me acordé de que yo ya no soy una niña.




Según la tradición inglesa el Hombre del Saco era, realmente, el hombre que durante los siglos XVI y XVII estaba a cargo de recoger bebés huérfanos para llevarlos a los orfanatos. Los ponía en una gran bolsa o cesto de mimbre, y se movía por toda la provincia recogiendo niños. Muchos de ellos morían antes de llegar al orfanato debido a la falta de cuidado y, obviamente, a las condiciones insalubres en las que los transportaba.

En el folclore infantil el hombre del saco es un personaje siniestro que es utilizado por los padres como argumento para obligar a los niños a obedecer, haciéndoles que teman lo que no existe porque, como dice Alejandro Dumas, "No hace falta conocer el peligro para tener miedo; de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor". Simbólicamente lo que el hombre del saco representa es el miedo del individuo a desaparecer sorpresivamente de su entorno.


Pero también hay una realidad: sólo en España, en estos momentos, la policía y la guardia civil buscan a 12.000 menores desaparecidos (las cifras se multiplican en toda la Unión Europea), en la ciudad de Nueva Delhi se contabilizan más de 2.500 niños desaparecidos cada año... Los pequeños desaparecen de improviso, la mayoría sin dejar rastro y sin que se encuentren indicios o huellas que puedan indicar su paradero o qué ha ocurrido con ellos. No se sabe a ciencia cierta qué está detrás de este fenómeno, asociado a mafias de muy diverso signo, sectas, traficantes de órganos, psicópatas, trabajos forzados, huidas voluntarias...

También están los niños perdidos en guerras. El Comité Internacional de la Cruz Roja calcula que entre 1937 y 1939 organizó el refugio en el extranjero de 32.000 “niños de la guerra” españoles. Del país salían identificados y habiéndose elaborado detallados listados de datos. Era una marcha provisional con intenciones de reencuentro pero mantener el contacto con las familias fue difícil.

En la Alemania nazi crearon un campo de concentración para niños y jóvenes adolescentes polacos en Litzmannstadt (Polonia) que existió oficialmente desde el 1 de diciembre de 1942. El campo tenía cabida para aprox. 2.000 jóvenes de los territorios polacos occidentales que el Tercer Reich había anexionado. El personal del campo estaba formado por un grupo de hombres de las SS con tendencias sadistas que eran llamados "educadores". Los niños eran separados de sus familias, sufrían de agotamiento a causa de los pesados trabajos, de hambre y de las consecuencias de los brutales castigos. Morían de enfermedades a causa de las malas condiciones sanitarias y por los maltratos de los hombres de las SS. El campo operó hasta enero de 1945.

El tráfico de bebés fue una práctica habitual en las dictaduras militares de Argentina. En la mayoría de los casos se trataba de mujeres detenidas-desaparecidas que se encontraban embarazadas y que fueron mantenidas con vida en los centros clandestinos de detención hasta el parto, con el fin de apropiarse de los bebés. Una vez producido el nacimiento, se asesinaba a la madre y se confeccionaban documentos falsos para el bebé, suprimiendo su identidad.
Los bebés eran entonces entregados a parejas que en la mayoría de los casos eran cómplices o encubridoras del asesinato de los padres biológicos y de la supresión de la identidad de los niños, que crecieron sin saber quiénes eran ellos y sus padres y en qué circunstancias nacieron.


El 26 de agosto de 1976 fueron secuestrados los hijos del poeta argentino Juan Gelman, Nora Eva (19) y Marcelo Ariel (20), junto a su nuera María Claudia García Iruretagoyena (19), quien se encontraba embarazada de siete meses.


En 1995 Juan Gelman escribió Carta Abierta a mi Nieto:

Me resulta muy extraño hablarte de mis hijos como tus padres que no fueron. No sé si sos varón o mujer. Sé que naciste... Ahora tenés casi la edad de tus padres cuando los mataron y pronto serás mayor que ellos. Ellos se quedaron en los 20 años para siempre. Soñaban mucho con vos y con un mundo más habitable para vos. Me gustaría hablarte de ellos y que me hables de vos. Para reconocer en vos a mi hijo y para que reconozcas en mí lo que de tu padre tengo: los dos somos huérfanos de él. Para reparar de algún modo ese corte brutal o silencio que en la carne de la familia perpetró la dictadura militar. Para darte tu historia, no para apartarte de lo que no te quieras apartar. Ya sos grande, dije. Los sueños de Marcelo y Claudia no se han cumplido todavía. Menos vos, que naciste y estás quién sabe dónde ni con quién.

Éste es un fragmento de esa carta que publicó el 23 de diciembre de 1998 dos años antes de conocer a su nieta Andrea que ya y para siempre, se llama Macarena Gelman García.


domingo, 20 de diciembre de 2009

LA ROPA Y LA PLAYA



Las ondas tienen vaga armonía,
las violetas suave olor,
brumas de plata la noche fría,
luz y oro el día,
yo algo mejor;
¡yo tengo Amor!


Aura de aplausos, nuve radiosa,
ola de envidia que besa el pie.
Isla de sueños donde reposa
el alma ansiosa.
Dulce embriagez
¡la Gloria es!

Ascua encendida es el tesoro,
sombra que huye la vanidad.
Todo es mentira: la gloria, el oro,
lo que yo adoro,
sólo es verdad
¡la Libertad!


Así los barqueros pasaban cantando
la eterna canción
y a golpe de remo saltaba la espuma
y heríala el sol.
- ¿Te embarcas? gritaban, y yo sonriendo
les dije al pasar:
- Yo ya me he embarcado, por señas que aún tengo
la ropa en la playa tendida a secar.


GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER Y EL MAR DE CAIÓN

Archivo del blog